Menú Cerrar

¿Qué es el corcho proyectado 100% Ecológico?

El corcho proyectado es un recubrimiento natural de alta calidad sin juntas, con acabado decorativo, para cubiertas, fachadas e interiores. Es antioxidante, transpirable, antideslizante, transitable, elástico, muy resistente a la intemperie, a los rayos uva y además previene la aparición de hongos, mohos y bacterias.

El corcho natural proyectado es un material 100% ecológico, muy ligero, no contiene siliconas ni disolventes y no es tóxico. Al brindar aislamiento térmico y acústico, el corcho proyectado también nos permite ahorrar hasta un 35% de energía disminuyendo los gastos de consumo eléctrico y/o de calefacción.

Disponemos de dos tipos de corcho proyectado en función de donde será utilizado:

El CORCHO NATURAL PROYECTADO 
con una granulometría mayor específica para revestimiento de fachadas y cubiertas, y el CORCHO NATURAL PROYECTADO FINO con menor granulometría y mayor transpirabilidad, especifica para su aplicación en parametros verticales, tanto interiores como exteriores. 

pag-corcho-proyectado03

 

Se usa como:
Revestimiento de paredes interiores y exteriores. Revestimiento de cubiertas. Revestimiento de fachadas.
Especificaciones Granulometría: 0,1 – 0,9 mm.
Rendimiento: 2kg/m²Espesor máximo: según necesidades del paramento o cubierta Presentación: 28 colores y carta NCS

Datos técnicos
Conductividad térmica: 0,059 W/mºK EN 12667
Ensayo de flujo de calor: Disminución considerable: 69’15%
Permeabilidad al vapor de agua: Clase I:

Permeable al vapor de agua EN 1504-2
Resistencia al deslizamiento: Clase 3 (alta) UNE-ENV 12633
Resistencia al fuego: Euroclase B – s1 – d0 (contribución limitada) UNE EN 13501-1+A1

Porque elegir corcho proyectado
Es un material con unas propiedades excelentes y poco habituales en otros, ademas de ser natural y duradero. Lo que permite trabajar en múltiples aplicaciones, consiguiendo crear productos impermeables y aislantes de gran calidad.

Podemos ofrecer un aislamiento de corcho proyectado para interiores y exteriores 100% ecológico y totalmente natural. Además el proyectado de corcho natural es totalmente respetuoso con el medio ambiente.

Características y ventajas del corcho proyectado

Regula la temperatura de nuestro hogar
El corcho proyectado trabaja como un corrector térmico eliminando puentes térmicos en fachadas, paredes, y arcos. También puede aplicarse en elementos singulares exteriores como cornisas, molduras, arcos, salientes de balcones, y frentes de forjados.

Aisla acústicamente
Gran aislamiento acústico, minimizan los ruidos de impacto, exteriores y aéreos. Coeficiente de absorción acústica según NP EN ISO 354; 0,11 (500Hz) / 0,14 (630 a 800Hz)

 

Evita las microfisuras
Su alta flexibilidad permite absorber tensiones estructurales impidiendo la aparición de micro fisuras.

Amortigua del ruido de impacto
El corcho proyectado es un amortiguador del ruido de impacto, también conocido como efecto tambor, producido por la lluvia. Además, su gran poder de impermeabilidad, ofrece una ventaja extra frente a este elemento.
 
Evita las condensaciones
 El corcho proyectado es muy permeable al vapor de agua por lo que evita condensaciones.
 

Garantiza la durabilidad
Tiene una excelente durabilidad, con garantía de 15 años, y no requiere mantenimiento

Propiedades del corcho

Posee casi un 90% de aire, consecuencia de ello es su baja densidad. Esto, unido a su capacidad impermeable le permite envejecer sin deteriorarse, de ahí que se encuentre corcho en el fondo del mar (ánforas, tapones…) tras 2.000 años y sigan conservando sus propiedades intactas.

Sus células son impermeables a líquidos y gases, debido a la suberina. Propiedad que repercute positivamente en su capacidad aislante, pues a mayor humedad en un material mayor conductividad. Es un excelente impermeabilizante, aislante térmico y acústico.  Con el se pueden tratar superficies húmedas,  goteras en paredes, fachadas y cubiertas sin inconvenientes, ya que absorbe la humedad, la filtra y la evapora sin alterarse. El corcho proyectado sanea de forma natural las superficies, evita la condensación y es resistente al salitre tan común en zonas costeras.

En virtud de la flexibilidad de sus membranas celulares, el tejido suberoso posee gran capacidad para soportar grandes presiones sin sufrir deformaciones permanentes.

La elasticidad y resistencia a la presión hacen del corcho un material idóneo para uso como pavimento y aislante en pisos sometidos a carga, entre otros.

Tiene una importante capacidad de ceder a la presión, lo que fundamenta su uso en la construcción en las juntas de dilatación.

Como corteza se halla expuesto durante cientos de años a climatologías adversas, consiguiendo proteger al alcornoque sin sufrir daño. En el ámbito de la construcción es destacable como los materiales permanecen en perfectas condiciones y mantienen sus propiedades durante cientos de años.

Su coeficiente de conductividad térmica (λ) ronda entre 0,028 W/mk – 0,040 W/mk para una densidad de 120 kg/m3, situando a la corteza suberosa entre aquellas sustancias más adecuadas para el aislamiento térmico.

Como aislante acústico da solución a tres niveles: aislamiento del sonido de aéreo; aislamiento de ruidos por impacto; absorción del sonido o corrección del tiempo de reverberación. Todo ello lo hace insuperable como aislamiento acústico.

El corcho es un material de muy difícil combustión (imposible en determinados casos), dándose la situación de parajes incendiados donde habitan alcornoques que se encuentran en posesión de la corteza y han reiniciado su vida a pesar de la pérdida de zonas verdes y follaje. Además, al contrario de lo que ocurre con otros materiales, el corcho no desprende vapores tóxicos al quemarse.

Hablamos de un producto natural que tarda casi 50 años en llegar al consumidor, y todo ha sido procesado manualmente. Las planchas extraídas pasan a ser cortadas, cocidas, seleccionadas, almacenadas y transformadas. Incluso el polvo, quemado, es utilizado en la cogeneración de energía.

Las células del corcho se comunican apropiadamente para que el aire pueda circular entre ellas. Esto hace que los cambios de humedad y temperatura no creen problemas de presión y por tanto, de fractura o inestabilidad. Se dice que “el corcho es estable porque puede respirar”.

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Optio, neque qui velit. Magni dolorum quidem ipsam eligendi, totam, facilis laudantium cum accusamus ullam voluptatibus commodi numquam, error, est. Ea, consequatur.

resistente a productos químicos, roedores e insectos.

higiénico, compacto y apenas incorruptible.

¿Qué es el corcho proyectado 100% Ecológico?

El corcho proyectado es un recubrimiento natural de alta calidad sin juntas, con acabado decorativo, para cubiertas, fachadas e interiores. Es antioxidante, transpirable, antideslizante, transitable, elástico, muy resistente a la intemperie, a los rayos uva y además previene la aparición de hongos, mohos y bacterias.

El corcho natural proyectado es un material 100% ecológico, muy ligero, no contiene siliconas ni disolventes y no es tóxico. Al brindar aislamiento térmico y acústico, el corcho proyectado también nos permite ahorrar hasta un 35% de energía disminuyendo los gastos de consumo eléctrico y/o de calefacción.

Disponemos de dos tipos de corcho proyectado en función de donde será utilizado:

El CORCHO NATURAL PROYECTADO 
con una granulometría mayor específica para revestimiento de fachadas y cubiertas, y el CORCHO NATURAL PROYECTADO FINO con menor granulometría y mayor transpirabilidad, especifica para su aplicación en parametros verticales, tanto interiores como exteriores. 

 

Se usa como:
Revestimiento de paredes interiores y exteriores. Revestimiento de cubiertas. Revestimiento de fachadas.
Especificaciones Granulometría: 0,1 – 0,9 mm.
Rendimiento: 2kg/m²Espesor máximo: según necesidades del paramento o cubierta Presentación: 28 colores y carta NCS

Datos técnicos
Conductividad térmica: 0,059 W/mºK EN 12667
Ensayo de flujo de calor: Disminución considerable: 69’15%
Permeabilidad al vapor de agua: Clase I:

Permeable al vapor de agua EN 1504-2
Resistencia al deslizamiento: Clase 3 (alta) UNE-ENV 12633
Resistencia al fuego: Euroclase B – s1 – d0 (contribución limitada) UNE EN 13501-1+A1

Porque elegir corcho proyectado
Es un material con unas propiedades excelentes y poco habituales en otros, ademas de ser natural y duradero. Lo que permite trabajar en múltiples aplicaciones, consiguiendo crear productos impermeables y aislantes de gran calidad.

Podemos ofrecer un aislamiento de corcho proyectado para interiores y exteriores 100% ecológico y totalmente natural. Además el proyectado de corcho natural es totalmente respetuoso con el medio ambiente.

pag-corcho-proyectado03

Características y ventajas del corcho proyectado

Regula la temperatura de nuestro hogar
El corcho proyectado trabaja como un corrector térmico eliminando puentes térmicos en fachadas, paredes, y arcos. También puede aplicarse en elementos singulares exteriores como cornisas, molduras, arcos, salientes de balcones, y frentes de forjados.

Aisla acústicamente
Gran aislamiento acústico, minimizan los ruidos de impacto, exteriores y aéreos. Coeficiente de absorción acústica según NP EN ISO 354; 0,11 (500Hz) / 0,14 (630 a 800Hz)

Evita las microfisuras

Su alta flexibilidad permite absorber tensiones estructurales impidiendo la aparición de micro fisuras.

Amortigua del ruido de impacto
El corcho proyectado es un amortiguador del ruido de impacto, también conocido como efecto tambor, producido por la lluvia. Además, su gran poder de impermeabilidad, ofrece una ventaja extra frente a este elemento.
 
Evita las condensaciones
 El corcho proyectado es muy permeable al vapor de agua por lo que evita condensaciones.
 

Garantiza la durabilidad
Tiene una excelente durabilidad, con garantía de 15 años, y no requiere mantenimiento

Propiedades del corcho

Posee casi un 90% de aire, consecuencia de ello es su baja densidad. Esto, unido a su capacidad impermeable le permite envejecer sin deteriorarse, de ahí que se encuentre corcho en el fondo del mar (ánforas, tapones…) tras 2.000 años y sigan conservando sus propiedades intactas.

Sus células son impermeables a líquidos y gases, debido a la suberina. Propiedad que repercute positivamente en su capacidad aislante, pues a mayor humedad en un material mayor conductividad. Es un excelente impermeabilizante, aislante térmico y acústico.  Con el se pueden tratar superficies húmedas,  goteras en paredes, fachadas y cubiertas sin inconvenientes, ya que absorbe la humedad, la filtra y la evapora sin alterarse. El corcho proyectado sanea de forma natural las superficies, evita la condensación y es resistente al salitre tan común en zonas costeras.

En virtud de la flexibilidad de sus membranas celulares, el tejido suberoso posee gran capacidad para soportar grandes presiones sin sufrir deformaciones permanentes.

La elasticidad y resistencia a la presión hacen del corcho un material idóneo para uso como pavimento y aislante en pisos sometidos a carga, entre otros.

Tiene una importante capacidad de ceder a la presión, lo que fundamenta su uso en la construcción en las juntas de dilatación.

Como corteza se halla expuesto durante cientos de años a climatologías adversas, consiguiendo proteger al alcornoque sin sufrir daño. En el ámbito de la construcción es destacable como los materiales permanecen en perfectas condiciones y mantienen sus propiedades durante cientos de años.

Su coeficiente de conductividad térmica (λ) ronda entre 0,028 W/mk – 0,040 W/mk para una densidad de 120 kg/m3, situando a la corteza suberosa entre aquellas sustancias más adecuadas para el aislamiento térmico.

Como aislante acústico da solución a tres niveles: aislamiento del sonido de aéreo; aislamiento de ruidos por impacto; absorción del sonido o corrección del tiempo de reverberación. Todo ello lo hace insuperable como aislamiento acústico.

El corcho es un material de muy difícil combustión (imposible en determinados casos), dándose la situación de parajes incendiados donde habitan alcornoques que se encuentran en posesión de la corteza y han reiniciado su vida a pesar de la pérdida de zonas verdes y follaje. Además, al contrario de lo que ocurre con otros materiales, el corcho no desprende vapores tóxicos al quemarse.

Hablamos de un producto natural que tarda casi 50 años en llegar al consumidor, y todo ha sido procesado manualmente. Las planchas extraídas pasan a ser cortadas, cocidas, seleccionadas, almacenadas y transformadas. Incluso el polvo, quemado, es utilizado en la cogeneración de energía.

Las células del corcho se comunican apropiadamente para que el aire pueda circular entre ellas. Esto hace que los cambios de humedad y temperatura no creen problemas de presión y por tanto, de fractura o inestabilidad. Se dice que “el corcho es estable porque puede respirar”.

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Optio, neque qui velit. Magni dolorum quidem ipsam eligendi, totam, facilis laudantium cum accusamus ullam voluptatibus commodi numquam, error, est. Ea, consequatur.

resistente a productos químicos, roedores e insectos.

higiénico, compacto y apenas incorruptible.

Scroll Up